La Dieta DASH cuyas siglas en ingles designan una dieta aconsejada para tratar la hipertensión (Dietary Approaches to Stop Hypertension), fue propuesta como la alimentación ideal para controlar la presión arterial y al mismo tiempo, es un recurso valioso para evitar el desarrollo de esta enfermedad cardiovascular.

La dieta DASH es rica en minerales como el magnesio y el potasio, asociados a menor riesgo de sufrir hipertensión, y al mismo tiempo es rica en grasas saludables, baja en grasas totales, rica en fibra, pobre en sodio, moderada en alcohol y muy variada y flexible.
Es decir, la dieta DASH no es una dieta milagro, no es una dieta de moda con la cual podemos poner en riesgo nuestra salud y adelgazar mágicamente, sino que propone una alimentación sana que posibilita el control de las cifras de presión arterial sin que falten nutrientes y sin restringir de manera poco flexible nuestra alimentación diaria.
Si bien esta dieta debería acompañarse de actividad física y de abandono del tabaquismo para producir mejores efectos sobre el tratamiento de la hipertensión, la dieta DASH es realmente efectiva y propone lo siguiente:
  • Reducir el consumo de sal de mesa y para ello, usar en reemplazo hierbas aromáticas, condimentos y especias varias que además de dar sabor a las comidas y evitar sentir al ausencia de sal, ofrecen micronutrientes y antioxidantes.
  • Reducir el consumo de encurtidos, embutidos, fiambres, carnes ahumadas, alimentos enlatados o en conservas, porque añaden sodio en grandes cantidades como conservante y además, algunos pueden tener un alto contenido en grasas saturadas.
  • Evite las comidas congeladas o precocinadas que en general utilizan como conservante o resaltador del sabor, sustancias ricas en sodio.
  • Incremente el consumo de pescado y cada vez que consuma carnes, retire la grasa visible
  • Utilice lácteos desnatados y huevo como fuente de proteínas de calidad.
  • Incremente el consumo de cereales integrales, legumbres, frutas y verduras que ofrecen más minerales que ayudan a reducir la presión o evitar su aumento y al mismo tiempo, poseen gran cantidad de fibra.

En esta dieta no se indican cantidades sino que más bien, hace referencia a la calidad de la dieta que puede controlar la presión arterial, es decir, la dieta debe ser baja en sodio, rica en potasio, magnesio y calcio, rica en grasas buenas y fibra y reducida en grasas saturadas, alcohol y colesterol.
A continuación os dejo unos menús de la dieta DASH, para que veais unos ejemplos de como serían unos dias y comidas habituales en la realización de esta dieta.



0 comentarios:

Publicar un comentario


ELIMINA ESTE AVISO CON UN "ME GUSTA" DOBLE CLICK EN "CERRAR" PARA ELIMINAR PUBLICIDAD
Coach Nutricional

TODAS LAS DIETAS

TRANSLATE - TRADUCTOR

COMPARTENOS

DIETAS MAS VISTAS